lunes, 13 de junio de 2011

Lo sostenible y lo insostenible

La prensa, por agencia de noticias nos informa que el Señor Duran i Lleida en una intervención, en un desayuno informativo, organizado por el Fórum Europa, ha comentado que no cree que el sistema actual de sanidad pueda mantenerse "inalterable" durante mucho tiempo. Por ello, ha dicho que no es "útil esconder la cabeza debajo del ala" porque, al final, "tendremos un sistema insostenible".

De un tiempo a esta parte venimos observando cómo algunos políticos dejan caer continuamente perlas de opinión sobre la Sanidad y la Educación y curiosamente, todos ellos afirman lo mismo, sean del color y la adscripción ideológica, aunque sean contrapuestos y en ellas, se va preparando a la opinión pública sobre la insostenibilidad del sistema sanitario y del educativo.

La realidad es que a la hora de los recortes son estos logros del Estado de Bienestar y que están en los derechos de los ciudadanos los que se recortan, atentando, según dicen los expertos a su calidad y eficiencia. Al margen que la lingüística de los políticos es “especial” y a veces dicen lo contrario de lo que quieren decir, por ejemplo el diccionario de la RAE dice de “inalterable.1. ed. Que no se puede alterar; que no se altera.” De la palabra sostenible: 1. ed. Dicho de un proceso: Que puede mantenerse por sí mismo, como lo hace, Y de insostenible dice en su segunda acepción el diccionario de la RAE: Que no se puede defender con razones.

Cabe preguntarse por qué los políticos no parten del hecho de que la sanidad es intocable y si se ha de cambiar solo es para mejorar y lo mismo de educación; y por qué no pensar que donde se puede y se debe recortar, y bastante, es el impresionante desmadre de sueldos de los políticos, que se sabe que no tiene ni orden ni coherencia,: por ejemplo : ¿es de recibo que el sueldo de bastantes alcaldes de ciudades españolas sea escandalosamente mayor que el cobra el Presidente del España y sus ministros. ¿Qué haya varios Presidentes de autonomías españolas que cobran hasta el triple de lo que cobra el Presidente de España o sus ministros? ¿O qué Presidentes de Diputaciones provinciales de España cobren el doble que el Presidente de España y sus ministros? ¿Qué asesores de alcaldías, diputaciones, consejeros de autonomías cobren más del doble de lo que cobra un profesor de universidad en donde se exige el doctorado para dicho ejercicio? ¿O qué Presidentes de algunas diputaciones, ellos, deciden por humor de su antojo subirse el salario hasta un 45% en el presente año, llegando a que su sueldo sea de 7.000 euros mensuales?, eso con la que está cayendo ¿O qué presidentes de Cajas de Ahorro, y directivos de las mismas que han necesitado millones y millones de euros de los impuestos de todos se suban sus salarios hasta un 35% siendo muchos de ellos de entre 80.000 y 175.000 euros anuales?

¿No sería preferible que la insostenibilidad del sistema político económico no fuera por la Sanidad y la Educación y que se legislara, de una vez por todas, una ley en que se especificara clarísimamente los niveles de sueldo y prebendas de todo cargo público en España y que hubiera una relación entre los representantes y los representados, en una relación lógica y coherente, en vez de andar diciendo que la gente tiene que aceptar que la Sanidad y la Educación son insostenibles.

No sería preferible que los políticos partieran del hecho de que la Sanidad y la Educación no pueden ser recortadas y para ello es necesario que otras partidas de los presupuestos, que pagamos todos los españoles fueran sustantiva y sustanciosamente recortados y se dijera cuantos asesores y cargos de confianza puede nombrar un político y que prebendas les acompañan.
Estamos seguros que muchos españoles verían mucho más adecuado este tipo de recortes que no los de la Sanidad y la Educación y con ello se sacaría la cabeza del ala de la gallina de los huevos de oro política.

Luis Fernando Valero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada