miércoles, 22 de julio de 2009

Cataluña dispara los ERE en 2009: cada día 670 personas se van a la calle

Álex Baiget - 22/07/2009


Durante los primeros seis meses del año se presentaron sólo en Cataluña un total de 2.073 expedientes de regulación de empleo (ERE). Una cifra, por sí sola, ya elevada, pero muy alarmante si tenemos en cuenta que durante todo el año pasado los expedientes presentados en esta comunidad ascendieron a sólo 891 y en el 2007 sumaron 521. En otras palabras: en sólo seis meses se han multiplicado por 2,5 los expedientes de todo el 2008 y se han multiplicado casi por 4 los de todo el año anterior.

Los números son, pues, una radiografía preocupante de la gravedad de la crisis y suponen un triste récord histórico. "La comparativa con otros periodos es demoledora, y eso que comparamos las cifras de medio año con las acumuladas de un año entero", señaló esta mañana el secretario de Política Sindical de la UGT catalana, Camil Ros.

Las empresas metalúrgicas y las industriales han sido las más azotadas por la crisis en el primer semestre de 2009. El 40% de los expedientes se dieron en el sector del metal, el 15,1% en la industria y otro 15% en los servicios, actividades que hasta el momento formaban parte del motor de crecimiento económico y de ocupación de esta comunidad, según un informe presentado por el sindicato ugetista.

Las cifras que se manejan son demoledoras: de enero de junio, 1082 empresas han presentado 2.073 expedientes que afectaron a 80.346 personas. Eso significa, que cada día se han conocido hasta 17 Ere que dejaron sin trabajo a 670 empleados de media. Para el sindicato UGT, estas cifras, lejos de empezar a descender, se van a seguir incrementando. La previsión, "si continúan los problemas de liquidez y consumo, es terminar el año con más de 4.000 expedientes de regulación de empleo, dejando más de 150.000 afectados sólo en Cataluña", explicó Camil Ros.

El informe refleja que el 60% de los expedientes presentados tienen como medida la suspensión. Para UGT, "el uso masivo de los ERE de suspensión nos lleva a reclamar el contador a cero para excluir del periodo de prestación de paro como periodo consumido y sin límite de los 120 días".

En este sentido, el estudio refleja que las personas trabajadoras aportan más liquidez que las propias entidades financiares a las empresas catalanas. Desde octubre de 2008, las empresas se han ahorrado, gracias a los expedientes de suspensión más de 545 millones de euros en costes laborales, de los cuales, más de 418 millones de euros corresponden a este primer semestre del año, lo que supone una media de cerca de 70 millones mensuales.

Una "bomba de relojería"

A menudo, el expediente de regulación de empleo no es la solución para las empresas afectadas por la crisis. Por eso, el 6% de estas factorías (unas 120 del total) han recurrido a los expedientes en más de una ocasión desde enero hasta junio, y concretamente “dos empresas han presentado una media de un expediente por mes”, reveló Camil Ros.

La crisis económica está acelerando la presentación de estas medidas de reducción de empleo. Entre octubre de 2007 y junio de 2008 –antes de la crisis- se presentaban una media de 44 expedientes mensuales, una cifra que se ha multiplicado por seis desde el inicio de la recesión económica. Por tamaño de empresas, las pequeñas son las que más se han acogido a este sistema. El 79% de las 1.082 empresas afectadas tienen menos de 50 trabajadores, de las cuales, el 43,7% (623 empresas) tienen menos de diez empleados.

Ante este escenario, UGT considera que “esto es una bomba de relojería en el mercado laboral” y avisa de que “muchos de estos expedientes de suspensión, tras las vacaciones, se convertirán en cierres definitivos”. Por eso, empresarios y trabajadores, junto a los sindicatos, esperan que el Gobierno de José Montilla encuentre soluciones, cuanto antes para paliar la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada