martes, 17 de marzo de 2009

El SI a la vida

Los obispos critican que se proteja más la flora y la fauna que la vida humana

No quisiera crear polémica entorno al tema del aborto y su necesidad, pero sí desde luego creo exagerada algunas de las pautas de la ley que lo regula.
Si estuviéramos hablando de la misma situación en lugares como Chad, Ghana, Liberia, Etiopía, Senegal... países más bien con pocos recursos y donde no siempre es fácil encontrar remedio para muchas enfermedades, a veces incluso para la vida si la consideráramos como tal, tal vez pudiera entender una política que permitiera el aborto en casi cualquier supuesto y hasta un estado avanzado de gestación.
Pero en países como España supuestamente desarrollado, avanzado, de champions league, con una economía preparada para todo, una medicina envidia de muchos, tanto es así que algunos turistas solo vienen por ella, para operarse, para cambiarse de sexo, para... claro que eso son situaciones de emergencia y necesarias, otra cosa sería que necesitaras unas gafas, un implante bucal, un audífono, lujos estos que mejor que se los pague el que quiera.
En países como España decía donde es tan fácil como pedirlos en algunos centros, me refiero lógicamente a los anticonceptivos, pienso que una ley como la del aborto solo puede ser una señal más de la falta de educación y no solo de la sexual, hoy día en nuestro país la mayoría puede evitar un embarazo o deseado, solo ha de usar cualquier método contraceptivo, píldoras, preservativos masculinos o femeninos, espermicidas, DIUs, espirales, diafragmas... y no tener que pasar por operaciones que siempre entrañan un riesgo y además gravan a las arcas del estado que no es que estén precisamente muy boyantes por lo menos en la actualidad.
Ni que decir que en casos donde la vida de la madre esté en peligro, haya sido víctima de una violación o haya causas mayores lógicamente sí pienso que el aborto debería estar permitido

Voltarie: La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada