sábado, 25 de septiembre de 2010

ZP COMPRA EL PNV POR 500 MILLONES MÁS CONCESIONES POLÍTICAS

He reiterado tantas veces en esta sección lo que iba a ocurrir que a los lectores de El Imparcial no les ha podido sorprender la desfachatez zapateresca al comprar el PNV. El presidente dadivoso necesitaba los seis escaños nacionalistas para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y, con el dinero de todos, recaudado a través de un sistema feroz de impuestos, ha destinado casi 500 millones de euros para asegurarse que los diputados del PNV votarán los Presupuestos confeccionados por Elena Salgado. Cerca de 100 millones de euros ha costado cada voto; 500 millones de euros, números redondos, han tenido que pagar los españoles para que Zapatero continúe en su madriguera de Moncloa tejiendo despropósitos económicos a través de su marioneta Elena Salgado. La caja única ha sido quebrada, tal vez de forma irreversible. Su administración nacional ya es en el País Vasco administración foral. Por otra parte, Zapatero ha establecido la desigualdad. La Comunidad Autónoma vasca cobrará, a partir de ahora, 3.744 euros por cada uno de sus parados; la valenciana, 617, la murciana, 640.

El escándalo es mayúsculo. Sobre todo si se añaden al dinero impuro y duro, las concesiones políticas en varias instancias públicas del País Vasco. Ah, y las que no sabemos, las que se han negociado bajo cuerda a espaldas de Patxi López, al que Zapatero ha dado vejatorio tratamiento de títere. La degradación de la vida política española está alcanzando cotas tan altas que la repugnancia popular hacia los partidos políticos se acentúa día a día, como reflejan las encuestas más solventes.


Luis María Ansón

Más claro agua compañeros. Un desastre. ¿Para qué mantener un Ministerio de Igualdad entonces?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada