domingo, 7 de marzo de 2010

AGRESION a ROSA DIEZ y UPyD en la UAB


¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN ESPAÑA?

Fuente: Del Blog de Rosa Díez

¿Qué está pasando para que no sea posible hablar en una universidad española sin estar rodeada de policías?

¿Qué está pasando para que las graves y violentas agresiones contra la integridad y la seguridad de conferenciantes, acompañantes, profesores y decano de la Universidad y agentes de seguridad sean catalogadas por diversos medios de comunicación nacionales, entre ellos el periódico de mayor difusión, como “intentos de boicot”?

¿Qué está pasando para que “Público, ” el periódico creado para sustituir a” El Socialista” y convertirse en el medio de propaganda del Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero mantenga en portada durante todo el viernes el siguiente titular: “La Autónoma de Barcelona le canta las cuarenta a Rosa Díez? “

¿Qué está pasando para que actos de tal violencia como los vividos en Barcelona se salden con cero detenidos?

¿Qué está pasando en nuestro país para que hayamos permitido que una banda de totalitarios enemigos de la democracia controlen las facultades de políticas de las universidades españolas?

Lo que hicimos en Barcelona fue un acto de reafirmación democrática. Pero hay demasiado cainismo en nuestro país como para que así se reconozca, para que otros sigan el ejemplo, para que pasen por encima el hecho de fuimos mi persona y nuestro partido los que nos negamos a ceder el espacio público a los enemigos de la pluralidad y de la democracia. Hay demasiado cálculo partidario como para esperar una respuesta unánime de todas las fuerzas políticas y una exigencia de respeto y de asunción de responsabilidades.

No podemos aceptar como normal un comportamiento que no lo es. El hecho de que grupos de estudiantes totalitarios y liberticidas lleven años atacando a personas de distintas ideologías no debe llevarnos a relativizar lo que está ocurriendo: esto es s lo que refleja la verdadera dimensión y gravedad del problema. Amigos, todo esto es muchísimo más grave que lo que parece. O nos conjuramos para defender la libertad de expresión y proteger la democracia día a día y desde cada lugar en el que estemos o nada bueno les espera a nuestros hijos. Y no hemos hecho la democracia para esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada