viernes, 12 de febrero de 2010

Pena de justicia, vergüenza de país

La nieta de Negrín pide defender a Garzón en el Tribunal Supremo


¿Juzgan las izquierdas? o acaso ¿juzgan los principios del movimiento?, ¿No debería juzgar la justicia?
Es vergonzoso ver como en este país unos y otros siguen intentando influir en las decisiones de los jueces y culpandose mutuamente cuando las decisiones de los mismos no son como creerían que debieran ser.
No voy a entrar en debates históricos y menos sin aportar documentación, pero si puedo recordar unas palabras leidas hace poco que hacían referencia entre la diferencia que hay entre "memoria" e "historia", queriendo decir que la memoria es la que tenemos cada uno, la que recordamos, la que nos han contado y nos han hecho llegar aquellos más allegados, los que han sufrido, los que han defendido unos ideales por que creían en ellos, pero que no siempre se corresponde con lo que debería denominarse historia, que no sería otra cosa que lo que realmente ocurrio y eso no siempre es fácil de dilucidar.
Cada uno tiene su verdad y todas pueden ser validas, todas pueden ser ciertas, para cada uno la suya, pero ello no implica que la del otro no lo sea.
Considero que para bien o para mal, si alguien en algún momento ha sido juzgado por incumplir, infringir o de cualquier manera actuar en contra de la ley, pienso que algo que debemos respetar y si alguna revisión debería hacerse de algún juicio, esta debería ser hecha bajo las circunstancias y las leyes del momento en que fué cometido el delito.
Tan fácil es buscar culpables, como a veces pretender ser inocente.
De actuar de otro modo acabariamos revisando todos los juicios de la Santa Inquisición, los juicios realizados en otros países con los que no estamos de acuerdo, aquellos que en algún momento actuaron de forma ilícita pero que en estos momentos no lo sería ¿sería cuerdo ello?
creo que no. Por tanto dejemos a la justicia actuar de forma justa independientemente de quien cometa el delito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada