domingo, 3 de enero de 2010

ALARMA EN LA UE: ZAPATERO AMENAZA CON APLICAR LA RECETA ESPAÑOLA.


Es un titular engañoso, porque sólo la segunda parte es real. Sí, amigos, la mala noticia es que Zapatero ha anunciado en la página web del Gobierno de España que su trabajo en estos seis meses próximos va a estar enteramente destinado a sacar a Europa de la crisis.; pero la buena noticia es que en la UE no le han hecho ni caso.

Y es que este hombre parece actuar como si no tuviera ni sentido de la medida ni sentido del ridículo. Mientras la prensa internacional sitúa a España como el “enfermo de Europa”; mientras nuestro país se sitúa en el vagón de cola de la Unión Europea y somos ya uno de los tres países bálticos (Estonia, Letonia… y España) en tasas de desempleo; mientras duplicamos la tasa de paro de la UE; mientras el resto de los países de la vieja Europa llevan al menos un par de trimestres creciendo y diagnostican al menos dos trimestres más de decrecimiento económico para España; mientras todos los analistas nacionales e internacionales, públicos y privados sitúan nuestras posibilidades de empezar a crear empleo más allá de finales del 2011… nuestro sonriente Presidente se atreve a anunciar que liderará la recuperación económica de Europa durante los seis meses de la Presidencia de turno.

Como decía, la buena noticia para los sufridos ciudadanos españoles es que apenas nadie le ha prestado atención a sus palabras. De entrada, merece la pena leer la crónica de Stefanie Bolzeny en el Die Welt (Alemania) :

“Una España debilitada deberá liderar Europa” (Subtítulo: “En enero asume su cargo la nueva cúpula doble de la UE / Comienza la constitución del servicio exterior”):
“Al jefe de Gobierno no le gusta dar entrevistas. Pero si en alguna ocasión sí las concede, uno casi puede sentir lástima por el periodista. Cuando a finales de noviembre dos reporteros del semanario alemán Der Spiegel pudieron mantener una de las pocas conversaciones entre la prensa alemana y José Luis Rodríguez Zapatero, el español volvió a confirmar una vez más su fama como ‘sosoman’. El calificativo ‘soso’ se emplea en castellano para hablar de personas especialmente aburridas y que no tienen prácticamente nada que decir. O que no quieren hacerlo. A partir del 1 de enero, ‘sosoman’ asume en nombre de su país la presidencia semestral del Consejo de la UE. En vistas de la mayor crisis desde el fin de la dictadura de Franco, puede que Zapatero incluso prefiera que España tenga la obligación de ser el primer país de la UE que deberá compartir la presidencia y que, con ello, dispondrá de más tiempo para su propio trabajo. Ese mismo día también asumirá el cargo Herman Van Rompuy. El belga fue elegido en noviembre por los jefes de Gobierno de la UE como primer presidente permanente del Consejo. Y Van Rompuy ha dejado claro que en su gira por Europa no tiene ninguna intención de limitarse a saludar. No será el español sino el belga quien dirigirá los encuentros del Consejo de la UE. Y para no cederle a Zapatero los temas realmente importantes, Van Rompuy ya ha convocado a principios de febrero una cumbre extraordinaria sobre la crisis financiera y económica”.
“Posiblemente el presidente del Gobierno español pueda apuntarse en Bruselas un par de consejos para llevarse a casa. La crisis no ha afectado en mayor medida a ninguno de los países “viejos” de la UE que a los íberos. Con 4,2 millones de parados, la cuota de desempleo se sitúa en casi un 20 por ciento en este país, que hasta el comienzo de la crisis generaba tantos puestos de trabajo como prácticamente ningún otro en Europa. Y mientras los demás miembros de la Unión están recuperándose lentamente, los expertos económicos pronostican para España al menos dos trimestres negativos más”.
“En este sentido, y a falta de poder brillar en el terreno nacional, a Zapatero le viene como anillo al dedo contar con la oportunidad de poder dar buena imagen en el escenario de la UE. No en vano, ha alcanzado un acuerdo entre caballeros con Van Rompuy en cuanto a los encuentros que el Consejo celebrará con terceros países. Así pues, cuando Barack Obama viaje en mayo a Madrid con motivo de la cumbre entre la UE y EE.UU., el presidente español podrá desempeñar el mediáticamente efectivo papel de anfitrión.”

Ya ven, hasta ese hombre gris entre los grises que es Van Rompuy ha entendido a la primera que al nuestro sólo le interesan los oropeles y le ha dejado la foto de anfitrión con Obama a cambio de que no meta mano en las cosas de comer: de la crisis y del empleo ya se ocuparán los que saben. Zapatero, a hacerse fotos, que es lo que le gusta.

Por otra parte en España hemos empezado ela ño con más pena que gloria, por mucho que los informativos de Televisión Española se empeñaran es destacar que no todo lo que sube inaugurando el año es negativo. Así llegaron a destacar el 1% de incremento de las pensiones no contributivas o la del salario mínimo interprofesional, afirmando que el Gobierno piensa cumplir su objetivo de llegar a final de la legislatura a los 800 euros. Claro, se les olvidó recordar que esa promesa iba en el mismo paquete de aquella otra en la que el PSOE pedía el voto a cambio de asegurar pleno empleo para el 2012. ¡Qué lejos queda todo y qué facil es engañar a la gente!

Digo que hemos empezado con más pena que gloria porque el afán recaudatorio del Gobierno (la necesidad derivada del despilfarro y la imprevisión y la irresponsabilidad de muchas de sus políticas, como por ejemplo el nuevo modelo de Financiación Autonómica o los nuevos Estatutos de Autonomía, amén del precio pagado a los nacionalistas vascos y canarios para sacar adelante las cuentas del 2010, el Presupuesto más disparatado de nuestra historia) ha disparado la obsesión recaudatoria del gobierno, castigando de forma notable a los consumidores y particularmente a las clases más desfavorecidas. Suben los precios del transporte, de los servicios públicos, de la bombona de butano…. mientras el IPC no está subiendo. Una peculiar forma de felicitar el año nuevo a las familias en apuros. Y todo ello a la vez que la deuda pública –que habrá que pagar con intereses– sigue disparada. Pero claro, ya se sabe en qué consiste la filosofía de Zapatero: el que venga detrás, que arrée.

Mientras tanto, el aeropuerto de Barajas de ve obligado a cerrar dos pistas por falta de controladores aéreos; las hipotecas resultan ser más baratas que hace un año pero los pisos (a pesar de que no hay manera de venderlos) siguen siendo más caros. Y es que los bancos (particularmente las Cajas de Ahorros) se han convertido en las principales inmobiliarias del País y han decidido no bajar los precios hasta los niveles que requeriría la lógica del mercado. A todo ello hemos de añadir que las “novedades fiscales” sobre el mercado de la vivienda, que harán desaparecer las deducciones para nueva adquisición para todo aquel que perciba ingresos por encima de los 24.000 euros. Y todo ello sin olvidar que en julio sube el IVA y ello presionará aún más los precios y castigará el consumo, sobre todo el de las familias con rentas más ajustadas que no tienen capacidad para el ahorro.

Vamos, que las noticias económicas nos dejan a todos preocupados. Bueno, a todos menos al Presidente y su jacarandosa Vicepresidenta Segunda que ayer volvió a anunciar la buena nueva de la recuperación como quien anuncia un detergente: si encuentras uno mejor, te devolvemos el dinero. Lástima que no sea posible exigirles que nos devuelvan el dinero… Pero, ya que eso no es posible, ¿no podríamos pedirles que dejaran de hacer el ridículo al menos por un rato?

Del Blog de Rosa Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada